Técnicas para dibujar cabello

aprende a dibujar cabello

Técnicas para dibujar cabello

Comparte si te ha gustado

Cuando una persona está empezando a dibujar, incluso cuando ya tiene un nivel un poco avanzado en el tema del retrato, la parte de dibujar cabello se le hace complicada. Dentro de los tipos de cabellos tenemos: cabello liso, rizado, ondulado, afro, negro, rubio, castaño, pelirrojo y canoso.

No existe una fórmula mágica o milagrosa para dibujar todo tipo de cabello. Sin embargo existen ciertos parámetros comunes que en término general nos harán entender mejor cómo funciona el cabello y como poder dibujarlo. En base a estos puntos en común mencionaremos:

5 claves generales para dibujar cabello.

1. Estructura antes que textura

Estructura antes que textura

Comienza siempre creando una estructura previa de movimiento y valor antes de colocar la textura en el cabello. Una buena estructura es como los pilares de una casa. Igual como debemos de tener paredes para poder colgar las cortinas, necesitamos tener una base bien construida de forma y volumen antes de añadir texturas y detalles.

Si empiezas a dibujar cabello creando directamente la textura de cada pelo, sin tener previamente una base estructural, el resultado puede verse inestable y poco preciso. Sin embargo, si comenzamos nuestro cabello creando una estructura donde se establece la forma, el movimiento y el volumen, cuando introduzcamos el detalle y la textura nuestro cabello se verá mucho más sólido y creíble.

2. No dibujar cabello pelo a pelo

2. No dibujar cabello pelo a pelo

Si no quieres que tu cabello parezca pelo de espagueti, no debes dibujar peo a pelo. Al añadir la textura, es decir, las líneas que identificamos como pelo, puede que caigamos en el error de intentar dibujar cada cabello individualmente con toda su longitud. Esto hace que no mostremos la forma en que la luz incide en el cabello.

Debido al movimiento del cabello, la luz no se refleja igual en toda la longitud de un mismo. Cuando este pelo se curva en las partes altas de esta curva, la luz incidirá con mayor fuerza y provocará brillos que se irán degradando suavemente hasta convertirse en sombras profundas. Todo esto ocurre en un mismo cabello y por eso intentar dibujar con un lápiz una línea, y que esta línea muestre el efecto de los cambios de luz no es posible. Por esto nuestro cabello se verá plano y poco convincente.

3. Identifica los brillos en general

Identifica los brillos en general

Al igual que deseamos dibujar cada pelo independientemente, también solemos caer en el error de identificar los brillos como pelos luminosos y aislados de toda la estructura y forma. Esto provoca que los brillos se perciban como canas, sobre todo si dibujamos los brillos, las líneas aisladas y largas.

Se recomienda que previamente a dibujar cabello se analice la estructura de los brillos de manera grupal, ya que se tiene que respetar el blanco del papel en ese espacio. Ayuda mucho a comprender el volumen mediante el uso de tres valores generales la luz, el tono medio y la sombra, para posteriormente añadir los pasos intermedios. Si pierdes algunas luces, no debes preocuparte ya que podemos utilizar la goma de borrar para rescatarlas.

4. Aprender a modular el trazo

Aprender a modular el trazo

Uno de los aprendizajes que te hará mejor artista es tomar conciencia del uso de tu propio cuerpo como herramienta. Al mover las extremidades de nuestro brazo podemos sacar mucho partido a nuestros trazos. Imagina que nuestro cuerpo es un gran compás y que cada una de nuestras extremidades es un punto de anclaje. Cuando creas trazos usando únicamente los dedos, son cortos y muy curvados. Cuando utilizamos la muñeca, las curvas que creamos son más abiertas y se amplía el tamaño de las líneas que podamos crear.

Sin embargo, si necesitamos abarcar más áreas del papel seguramente tendremos que utilizar el movimiento del codo y la curva se suaviza. Por último, para realizar líneas largas y rectas utilizaremos el hombro e incluso podemos utilizar las piernas y el tronco para desplazamientos mayores.

5. Evita automatismo y patrones para dibujar cabello

Evita automatismo y patrones para dibujar cabello

Debes evitar crear automatismo y patrones. Esto conlleva a crear escena de pelo repetido y crea la sensación de que el dibujante se cansó de observar la particularidad de cada mechón. Y simplemente comenzó a inventar copiando la estructura que ya tenía

Si quieres aprender más sobre el dibujo, visita nuestra página de cursos talleres

Publicar comentario