Como logar el parecido en el retrato

logra el parecido en el retrato

Como logar el parecido en el retrato

Comparte si te ha gustado

Dibujar o pintar una persona es complicado, pero para logar el parecido en el retrato, es todo un arte. La diferencia entre que un retrato se parezca o no, puede estar en milímetros. Sin embargo, si trabajamos de manera muy matemática nuestro modelo perderá alma y no captaremos la esencia del retrato. Por ello es muy importante encontrar el equilibrio entre interpretación y exactitud. El boceto combina estas 2 herramientas entre interpretación y exactitud.

10 puntos claves a tomar en cuenta para lograr el parecido en el retrato.

1. Conoce bien a tu modelo para logar el parecido en el retrato

Conoce bien a tu modelo para logar el parecido en el retrato

Si únicamente tenemos una imagen de nuestro modelo y no lo hemos visto antes, será complicado poder llegar a la esencia de su persona. Lo ideal es que trabajes al natural, ya que tendrás una visión real de tu modelo, con el único intermediario de tus ojos para llegar a su esencia. Pero esto no siempre es posible.

Debes utilizar varias imágenes de tu retratado para conocer sus ángulos y expresiones. Y finalmente elige para el retrato una en la que creas se aprecia su esencia.

2. No dibujes desde pantallas (ordenador, móvil o Tablet)

No dibujes desde pantallas (ordenador, móvil o Tablet)

Se recomienda una copia en papel hasta que tengas más experiencia por tres motivos.

La pantalla retro iluminada confunde los valores tonales y crea frustración por no conseguir la luz tan potente.

El hecho de poder ampliar y reducir la imagen continuamente en las pantallas hace que confundamos la proporción general. Además favorece la visión de túnel que no es beneficiosa a la hora de dibujar.

Utilizar un papel tiene la ventaja de que podamos dibujar sobre él. Trazar el movimiento, estudiar las sombras y los ángulos.

3. Identifica el movimiento

Identifica el movimiento

Existen tres movimientos posibles en la cabeza: rotación, inclinación y flexión. Identificar estos tres movimientos y expresarlo debidamente es una de las claves del retrato para evitar que nuestro retratado se vea demasiado rígido y poco natural. Aunque esto no es fácil, hay trucos para identificar el movimiento y logar el parecido en el retrato.

4. Evita la visión de túnel para logar el parecido en el retrato

Evita la visión de túnel para logar el parecido en el retrato

Cuando dibujamos y pintamos es muy importante nuestra postura al hacerlo. Si estamos sentados o muy cerca del papel se produce un fenómeno llamado visión de túnel. El cual consisten en que nuestro ángulo de visión de limita. Lo que produce que no podamos relacionar las diferentes partes del retrato de manera simultánea y provoca errores.

Aléjate de tu dibujo constantemente. Dibujar de pie permitirá una relación activa con la obra de arte y la capacidad de ver el todo y relacionarlo comparativamente.

5. Utiliza ejes de simetría para logar el parecido en el retrato

Utiliza ejes de simetría para logar el parecido en el retrato

Esto debería ser obligatorio en todo el retrato. Pues a no ser que estamos calcando, si no usamos ejes de simetría lo más probable es que acaben ocurriendo desplazamientos indeseados en nuestro retrato. También se puede utilizar en el proceso de pintura con un lápiz de pastel, el cual se puede eliminar fácilmente con agua.

Para logar el parecido en el retrato, también se aconseja utilizar los ejes como punto de partida de tus mediciones para evitar errores de medición acumulados. Estos ocurren si tomamos como referencia medidas progresivas, es decir, la medida anterior y no un punto de partida común para todas ellas.

6. Utiliza líneas rectas y no curvas

Utiliza líneas rectas y no curvas

Una curva está formada por millones de puntos que se interceptan. Copiar con exactitud una curva específica es complicado porque la referencia de miles de puntos es inabarcable. Sin embargo, si simplificamos los trazos en líneas rectas, estaremos utilizando únicamente dos puntos como referencia. Con lo cual seremos capaces de identificar claramente donde se producen los cambios de ángulos significativos y seremos mucho más precisos a la hora de trabajar.

7. Observa los espacios negativos o sin nombres

Observa los espacios negativos o sin nombres

A menudo nuestra mente nos juega malas pasadas y le da importancia a aquellas cosas a las que ha puesto nombre (ojos, nariz, boca, cejas). Sin embargo, es nuestro ojo y no nuestra mente la que debe guiar nuestro dibujo o pintura. Por ello todos los centímetros de nuestro retrato ofrecen una información valiosa.

Los espacios entre las cejas, los ojos o la boca, son tan importantes como los rasgos en sí y deben ser estudiados y trabajados de la misma manera. Además ayudarán a que los rasgos no se vean como islas en la cara y serán los puentes de unión entre las partes. Puedes utilizar cuadriculas para hacer el rostro, pero luego debes darle los rasgos físicos del retratado

8. Relaciona partes alejada

8. Relaciona partes alejada

Utiliza líneas guía para el dibujo, líneas verticales y horizontales o bien con el mismo ángulo de movimiento del retrato. Con ellas podrás corregir posibles desplazamientos y te darán muchas claves para logar el parecido en el retrato.

9. Se fiel a las sombras para logar el parecido en el retrato

Se fiel a las sombras para logar el parecido en el retrato

Las sombras son tú mejor aliado a la hora de hallar el parecido. Muchas veces nos obsesionamos con que un rasgo, por ejemplo, la boca, no se parece y continuamente rectificamos las líneas del contorno del labio. Sin embargo, no prestamos atención a las luces y sombras que marcan el volumen muscular alrededor de ella. Y si no, recuerda la sonrisa de la Mona Lisa. Verás cómo las sombras alrededor de la boca son las que insinúan la sonrisa y no los labios.

Para ayudarte puedes dibujar las formas de las sombras como un mapa sobre el papel. Ya que no se trata solo de colocar una luz o una sombra, sino de colocarla exactamente en el lugar, con el tono exacto y con la forma correcta.

10. Sáltate los cánones

Sáltate los cánones

Date licencias expresivas para acentuar aquello que define a tu modelo y destaca lo que te llama la atención a ti como artista. A veces hay que saltarse los cánones y no ser tan milimetrado y recuerda que cada rostro es único y diferente y cada obra de arte también.

Publicar comentario